Alcaçar

English Version

Costura para principiantes - FAQ

¿A mano o a maquina?

Obviamente lo cosido a mano es más auténtico, pero por razones de tiempo muchos prefieren coser su ropa a maquina. Una opción intermedia es coser a maquina las costuras principales pero terminar a mano los detalles: cuello, muñecas, dobladillo de la falda.

Coserlo todo a mano es desde luego otra opción. Se tarda más pero puede hacerse mientras se ve una película o se viaja en tren. Si las puntadas son pequeñas (de unos milímetros) y regulares queda muy fuerte y el resultado es impecablemente medieval.

Orden de las costuras

Cada persona suele desarrollar su método preferido para coser. Uno que da buen resultado para las túnicas es:

  1. Ver si la tela es diferente por un lado que por el otro. Si lo es, hay que fijarse para no coser una pieza al derecho con una al revés, o no cortar dos mangas derechas, por ejemplo.
  2. Cortar las piezas y marcar cuál es cuál.
  3. Coser la parte delantera con la trasera, de hombro a hombro, dejando el hueco para el cuello (o se puede cortar el hueco después).
  4. Coser las mangas al cuerpo, de forma que acabemos con una especie de cruz.
  5. Si lleva girones (o nesgas), éste es el momento de coserlas. La parte más delicada es la parte superior, que se puede hacer a mano para tener más control.
  6. Coser los costados de la túnica desde la muñeca hasta la axila y siguiendo hacia abajo.
  7. Hacer el dobladillo al cuello y la costura de la falda. Voila!

Para que la ropa sea duradera es conveniente que las costuras sean fuertes, sobretodo en puntos críticos como el cuello, las axilas y el final de la falda. Lo normal es hacer los puntos más pequeños en estas zonas y volver a coser (hacia 'atrás') el último par de centímetros de la costura.

Como coser las nesgas o girones

Los nesgas son esos triángulos que se añaden a la falda de una túnica, camisa, sayo, etc. para que sea más amplia y se pueda caminar bien. Una palabra de época que hemos visto para las nesgas es la de "girones". Algunos afectuosamente también los llaman 'quesitos'. Las nesgas de los lados son fáciles de insertar pero las centrales requieren un poco de cuidado, pues:

Errores comunes y como superarlos

Despistes al coser

Un despiste muy común es coser alguna parte al revés. Por ejemplo la costura de la manga queda hacia un lado y la del hombro hacia otra. Se descose la costura pecadora y se vuelve a hacer. No es algo agradable, así que es bueno fijarse antes de empezar a coser.

Túnica demasiado corta

El error de hacer una túnica demasiado corta se arregla fácilmente. Siempre se puede añadir una tira de tela, del mismo color o que contraste a la parte inferior. Usa la circunferencia de la falda y la altura que hay que añadir para calcular la tela que hará falta.

Sayo demasiado estrecho

Se arregla añadiendo más girones a los costados, las mangas o donde haga falta. Ésta es una práctica muy medieval. Los girones pueden ser de forma regular como los de la túnica de Ximenez de Rada o totalmente irregulares.